Un recuento por las leyendas urbanas más famosas de la música:

Niccolo Paganini
Niccolò Paganini: Algunas figuras de la música han sido y siguen siendo protagonistas de curiosas leyendas que trascienden de generación en generación. Un ejemplo de ello es el violinista Niccolò Paganini, quien dio de qué hablar en los siglos XVIII y XIX, tras demostrar su virtuosismo en la ejecución del violín, su comportamiento y el misterio del que siempre se rodeó. Son increíbles las historias que se han escuchado en torno a sus presentaciones. Tal vez la más célebre es la del concierto de Leghorn, cuando una cuerda de su violín se partió en un intricado pasaje y la audiencia comenzó a burlarse. No duró mucho la escena, porque Paganini continuó interpretando la pieza con tres cuerdas ante un público ahora asombrado y sobrecogido. Para ser un admirable violinista se dijo que Paganini mantuvo un pacto con el diablo.

Robert Johnson
El misterioso y admirado Robert Johnson, padre del blues y pionero de este género que se desarrolló en los Estados Unidos, sorprendió con la habilidad que tenía para tocar la guitarra. Una leyenda dice que el músico, que en su haber cuenta sólo con un registro de 29 canciones, vendió su alma al diablo en el cruce de la autopista 61 con la 49 en Clarksdale, Misisipi, a cambio de tocar blues de manera sorprendente.
Elvis Presley
El 16 de agosto de 1977 falleció Elvis Presley y desde ese momento las interrogantes en torno al suceso también se relacionan con la posibilidad de que el Rey del Rock siga vivo. Aunque oficialmente se tiene registro de la muerte del músico, varias personas afirman que lo han visto en diversas partes del mundo, incluso se dice que justo después de su muerte, un hombre llamado John Burrows, quien guardaba un enorme parecido con Elvis, fue visto comprando pasajes aéreos con destino a la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

John Lennon
El 8 de diciembre de 1980 fue asesinado el legendario músico John Lennon. Según la leyenda urbana, el ex-Beatle fue llevado a esos términos por la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EE.UU.), quien pidió a Mark David Chapman ejecutar al músico por representar una amenaza al gobierno debido a sus cuestionamientos a la situación política y social del momento. Esta versión sigue circulando cada que se recuerda el trágico acontecimiento que tiñó de oscuro la historia de la música.
Paul McCartney
Otra leyenda urbana dice que el verdadero Paul McCartney falleció en 1966 en un accidente de tráfico, por lo que el actual músico es un doble con enorme parecido quien ha quedado descubierto tras el análisis de diversas grabaciones del cuarteto. Aunque esta versión ha sido desmentida infinidad de veces, el rumor sigue circulando y es, incluso, una de los mitos urbanos más polémicos del mundo de la música.

El legendario Jim Morrison tampoco se salvó de ser una leyenda urbana. Se dice que el músico fingió su muerte y que su tumba en París se encuentra vacía. Otra de las noticias que avivan la curiosidad sobre esta leyenda, es la versión que apunta a que el llamado Rey Lagarto habita en algún lugar de África.

tumblr_m9w907xeVc1rsy789o1_400

Lo evidente fue que Freddie Mercury falleció de sida en noviembre de 1991, pero una leyenda urbana señala que en el estómago del astro del rock encontraron cinco litros de semen.

Keith Richards no se queda atrás, sobre su carrera se han dicho muchas cosas pero sobre su vida existe una leyenda urbana que señala que el músico se realizó una transfusión completa de sangre.

El pintarrajeado rockero de Kiss, Gene Simmons, no deja de sorprender durante los shows de la banda al mostrar su enorme lengua a las multitudes. La leyenda urbana dice que Simmons se implantó una lengua de vaca, lo cual desmintió en una biografía. Sin duda alguna, este gesto ya es inseparable del músico, que siempre que aparece sobre un escenario tiene que complacer a los fans ansiosos por mirar su popular lengua.

La vida de Michael Jacksonn estuvo rodeada de leyendas urbanas; desde los rumores sobre su necesidad de prolongar su vida, el uso de una nariz de plástico por perder una mientras bailaba y la posibilidad de que aún siga vivo.

La cantante Cass Elliot, fallecida en 1974, y popular por formar parte de la agrupación The Mamas and the Papas se relaciona con la leyenda urbana que dice que falleció asfixiada mientras trataba de comerse un sandwich de jamón. Lo que es oficial es que la muerte de la cantante, según los registros, se debió a un ataque al corazón, ligado a su severo problema de sobrepeso.

Fuente: Todorock

 

Notas Relacionadas: