Paul Stanley: “Mi sueño desde el principio fue de cinco años de gloria con KISS. Junto a Peter y Ace pateamos todas las puertas que se cerraron a nuestro pie y todos los miembros de la banda que han estado a mi lado en algún momento de estas décadas.