El 11 de febrero de 1963 Los Beatles grabaron su primer disco “Please please me”. El cuarteto de Liverpool tardó 585 minutos en grabar esta producción en los estudios Abbey Road.