Un ladrón invadió la casa en Beverly Hills del cantante mientras éste estaba en el hospital.