Un raro portafolio de la última sesión fotográfica de Marilyn Monroe será rematado al mejor postor.