Los cinco conciertos que ofreció la veterana banda británica para celebrar su 50 aniversario vendieron en total 364,864 entradas, lo que les ha generado una ganancia de 24 millones de libras (unos 38 millones de dólares), según el sitio web de la revista Rolling Stone.