La legendaria banda de rock Kiss es la nueva dueña de un equipo de futbol americano en Los Ángeles que lleva por nombre LA Kiss y promete juegos “tan emocionantes como un concierto” de sus principales inversionistas.