Instagram ha presentado el pasado miércoles la última novedad en su plataforma para compartir vídeos. Se trata de la posibilidad de importar vídeos desde la galería del teléfono a la aplicación, cortando la parte deseada, y no solo grabarlos directamente.